Buscar
  • CRC Santo Tomé

Puntos reflejos neuro-linfáticos en Kinesiología

Actualizado: 5 sept 2019

Dentro del campo de la kinesiología aplicada, adquiere gran relevancia el sistema linfático y los puntos reflejos neuro-linfáticos.


Como bien sabréis, el sistema linfático forma parte del sistema circulatorio del cuerpo humano. Está formado por los vasos linfáticos, nodos y capilares y su importante función reside en limpiar los tejidos de todos los tóxicos o residuos metabólicos que se van generando y acumulando.

El drenaje se produce por una acción de bombeo que se mantiene en funcionamiento, principalmente, gracias a la contracción de los vasos linfáticos, por el pulso arterial, por la actividad muscular y por la compresión del tejido cuando se ejerce presión desde el exterior del cuerpo.

A pesar de su acción permanente de bombeo, el sistema linfático funciona lentamente, ya que entre sus tareas de limpieza debe procesar y descomponer partículas como por ejemplo, las proteínas, que no pueden acceder al sistema sanguíneo por su tamaño o complejidad.

Por dicha función de drenaje y por la lentitud de sus procesos, si se encuentra con un exceso de toxicidad, el sistema linfático puede atascarse y provocar problemas en cualquier parte de nuestro organismo.

Es aquí donde entra en escena, la utilidad de los puntos reflejos neuro-linfáticos. Estos son los conmutadores del sistema linfático, que pueden producir cambios en el flujo del sistema a través de los nervios simpático y espinal.

No se encuentran en los vasos linfáticos, pues no actúan directamente sobre el flujo de la linfa (liquido circulante del sistema linfático), sino que, al estimularlos, activan una red de impulsos nerviosos que logran desbloquear el sistema linfático en esa zona.

Al estimular los puntos reflejos neuro-linfáticos se logra disminuir o aumentar el flujo de la linfa y así reequilibrar la capacidad de drenar los órganos o tejidos involucrados.

Mayormente, los encontramos, por la parte anterior del cuerpo, a lo largo de los espacios intercostales hasta llegar al pubis y por la parte posterior del cuerpo, a lo largo de la espina dorsal. Es el caso de NL de músculos como por ejemplo; el pectoral Mayor Clavicular, redondo mayor, dorsal ancho o subescapular, entre otros muchos.

Sin embargo, también podemos encontrar algunos localizados en piernas y brazos, como por ejemplo los NL de la zona anterior del músculo tensor de la fascia lata, que se encuentra en el lateral externo de la pierna, desde la rodilla hasta la cadera.

Cuando realizamos el test de la rueda muscular y hemos localizado los músculos débiles que debemos tratar prioritariamente, la persona testada se debe tocar los NL de ese músculo. Seguidamente, nosotros preguntaremos al cuerpo si es necesario tratar los puntos reflejos NL. Si la respuesta es afirmativa, para tratar los puntos reflejos neuro- linfáticos debemos masajearlos suavemente, sin ejercer demasiada presión, con las yemas de los dedos, rotando en dirección de las agujas del reloj. Al realizar el tratamiento estamos fortaleciendo el músculo y mejoramos el funcionamiento del órgano vinculado a este.

257 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo